Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

22 marzo 2013

Invex 998 AWD, la primera Superbike de tracción total.

No está claro si Rob Hackstetter es un genio o un loco, o ambas cosas, pero sin duda su proyecto, Invex 998 AWD, es fascinante. Desde 2005, este americano (aunque nacido en Alemania) invierte la mayor parte de su vida en la realización de una moto con tracción integral AWD (All Wheel Drive).




La moto que ves en las fotos, ha sido patentado, y la idea parece ser buena, porque la AMA ha prohibido a los fabricantes a participar en el Campeonato Americano de Superbikes, con motos AWD, ya que podría suponer una mejora sobre los demás.
El motor de la Invex es un Ducati Testastretta, mientras que el chasis ha sido desarrollado por el mismo Hackstetter, que también diseñó un acoplamiento viscoso diferencial, que le permite variar electrónicamente la tracción de delante y detrás.

En condiciones normales de conducción, la relación es de 50 y 50, pero puede ser de hasta un 80% y 20% delante/detrás, para equilibrar la potencia especialmente durante la aceleración.

Realmente no es una idea única en el mundo de de la moto, incluso algunas grandes marcas ya habían pensado en una moto de 2×2. Yamaha, de hecho, en 2004 puso en marcha la WR450F 2-Trac, una moto de enduro con tracción delantera, que no ha tenido mucho éxito.

Hackstetter quería trasladar la idea a un proyecto de la carretera, y quiere demostrar que las dos ruedas traccionando, funcionan mejor que la tracción trasera única y habitual, especialmente en condiciones difíciles, como mojado. Una serie de sensores transmiten la información a una unidad de control en tiempos calculables en décimas de milésimas de segundo, con el fin de compartir a la perfección la potencia del motor de 136 caballos.

El inconveniente principal del sistema es su exceso de peso, lo que para una Superbike es un punto fundamental, y los costes, que son al parecer todavía prohibitivos, aunque en 2012 un coleccionista se ha adjudicado una Invex 998 por "sólo" 132.000 dólares ...

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.