Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

31 julio 2012

OPERACION VERANO. Sueños de adolescente: PUCH Cobra 75 M-82

Llega el verano profundo... y otro año más vuelvo a estar lejos de mi ordenador (cosas de no tener portátil). Así que repito mi Operación Verano, recordando algunos de mis envíos de estos dos años ¡Disfrutar del calorcito y mucha moto!


SUEÑOS DE ADOLESCENTE (1 de 9)


Ponte en situación: nací en 1967, por lo que cuando compré mi primera revista de motos en 1981 yo tenía catorce años. Cuando compré mi primera moto “de verdad”, una Suzuki GS 500 E (después de un Vespino y una Vespa), ya tenía veintidós. Y durante esos años hubieron una serie de motos que por un motivo u otro marcaron mis sueños de adolescente, unos realizables, otros totalmente inalcanzables. Y esta es una de ellas:


PUCH Cobra 75 M-82 (Realizable)








Cuando vi las primeras fotos de los prototipos oficiales de competición, y luego la versión de calle de la “Monjonell 82”, quedé absolutamente prendado de ella: alta, hermosa, llamativa… muy diferente a la anterior Cobra que parecía la Minicross 50.









Imaginaos los cálculos, las cuentas que hice esperando los dieciséis años para poderme sacar el A-1 (entonces para 75cc) y soñando con rodar por todo tipo de terrenos con mi M-82. Ni siquiera el que mi vecino Domin hubiera conseguido una espectacular Derbi TT-8 me quitaba de la cabeza la amarilla.












Pasó el tiempo, y ni había dinero para el carnet, ni para la moto. Encima los hispano-austriacos sacaron una versión mejorada con freno de disco y culata refrigerada por agua… el morirse de gusto.













Y si alguna vez tenía alguna duda, solo tenía que pensar en una Cobra Blanco, con preparación máxima (¡hasta llevaba amortiguador progresivo!) y una estética que me quitaba la respiración.









Al final, ya podéis imaginar como terminó todo: pasaron los años, pasó el momento de la Cobra M-82, y con más edad comencé a pensar en motos más grandes… pero todavía me acuerdo de mi sueño amarillo…

3 comentarios:

mianca dijo...

Miguel, yo tuve la inmensa suerte de tener una, fue una de las primeras en entrar en Cádiz, era la de motocross de aire con el chasis en naranja y el cantilever en negro, ¡¡era para morirse!! andaba y entraba en las curvas como ninguna, por suerte, guardo alguna foto y dos películas en 8mm. Recuerdo que, cuando la moto en carreras y por temperatura, rompía el segmente en L que tenía, pero aun así, seguía corriendo como si nada y podías terminar la carrera, la Puch Cobra M82 marco un antes y un después en motos nacionales.

MiguelXR33 dijo...

Ummmm.... Mianca, siempre me das envidia, porque tuviste las motos con las que yo soñé...

La verdad es que me resulta curioso que en aquella época era lo más normal del mundo competir tanto en asfalto como en trial o motocross con motos de 75cc. Ahora, lo verdaderamente increíble era hacer Enduro de alto nivel con una pequeña monocilíndrica, muchas de ellas refrigeradas por aire, sin admisión por láminas, sin válvula de escape, sin encendido de avance automático... vamos, un propulsor mínimo que apenas daban 20cv los más apretados y, por supuesto, bien arriba de revoluciones... de bajos y medios, nada de nada. Y con ellas se hacían trialeras imposibles (todavía recuerdo en Liria, Campeonato de España, ver subir a Pep Vila con su Rieju AIM con la misma velocidad y soltura que antes había visto en Mas, Gil, De Carlos... con motos con cuatro, cuatro o cinco veces más cilindrada), cronos, el tramo Rally -mucho más difícil entonces- y además pruebas de aceleración. Y ahora hay gente que dice que con una 4T de 250cc y 35cv no se puede hacer Enduro "de verdad"...

Por cierto Mianca, dejate de rollos y cuéntanos tus batallitas de competiciones antiguas. Yo lo he hecho y nadie me ha mordido, así que tírate al barro que estamos esperando ya demasiado tiempo. Las claves siguen siendo las mismas, y si no las recuerdas tito Voro seguro que te pone otras. Te quiero escribiendo pronto ¡ya!
Miguel.

mianca dijo...

¡¡Ganas tengo de escribir de nuevo!! pero a mi nunca se me ha dado bien, pienso sobre temas y se me hace bastante duro empezar, lo único y mejor es que, todos los días sin falta os leo, soy el mayor fan de Voromv. Algún día os volveré a sorprender. Gracias por elogios, no los merezco ni por asomo, soy un descastado.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.