Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

20 febrero 2011

Regresa la deportiva más extraña: Erik Buell Racing 1190 RS

Como muchos sabéis, Erik Buell es un norteamericano enamorado de la moto deportiva (fue piloto aficionado) y de Harley-Davidson. Así que mezcló sus pasiones y creó motocicletas deportivas con motor H-D Sporster. Habían nacido las Buell.
La idea se ve que no desagradó en Milwakee, y más cuando vieron que aquella horrible VR1000 que hicieron ni tenía éxito en el AMA SBK ni se vendía. Así que primero ayudaron, y luego compraron Buell. Ya tenían una marca con que vender H-D que no eran custom.

Pero en un intento de expansión, Erik buscó y compró un bicilíndrico más avanzado que el Sporster y complementó su gama con las R y CR 1125 con motor Rotax Helicon... agua, cuatro válvulas, carrera corta, embrague antirrebote... vamos, del siglo XXI.
Apenas duraron un año. Harley-Davidson de forma unilateral cerró la fábrica ante el asombro de todos. Erik Buell consiguió poder mantener la marca y continuó fabricando sus R 1125 en versión Racing, solo para circuito.

Hasta ahora.

Buell ha presentado su retorno a la calle con la marca Erik Buell Racing... eso sí, de una forma muy exclusiva: El chasis es el mismo (lo hacían en una fábrica externa); el motor está subido a 1190cc (185cv en versión Racing); y los componentes son de primera línea: Öhlins, carrocería integral de carbono, llantas de magnesio forjado... vamos, que va a ser cara, muy cara.


Como podéis ver, siguen presentes algunas de sus teorías, como el depósito integrado en el chasis, el silencioso bajo el motor (esta vez con una pequeña salida lateral) o el freno delantero periférico... se nota que es una Buell.


Seguiremos la pista, a ver si la marca puede resurgir y con ella una gama más amplia. 



No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.