07 agosto 2014

Operación Verano: 7/16- LAS MUCHAS CARAS DEL TRAIL. Los 90: Los monocilíndricos se reinventan...

En agosto no es que vaya a coger vacaciones... es que vuelvo a trabajar. Así que lo voy a tener complicado para hacer envíos nuevos (que los haré, estar atentos), pero no os voy a dejar "sin nada que leer". Aquí esta pequeña alegoría al Trail, mi debilidad. ¡Feliz verano!:

Qué es el Trail es una pregunta que muchos nos hacemos... porque el nombre lo están "contaminando" últimamente las revistas del sector y los propios fabricantes. Desde luego, si preguntas a los verdaderos entendidos, esto es, los que participan en foros Trail, queda claro. Si tú no acabas de verlo, quizá estos artículos te lo aclaren... o no...

7- Los 90: Los monocilíndricos se reinventan...

Al acercarnos a los 90 iba quedando claro que el comprador quería que sus Replica-Dakar fueran bicilíndricas. Daba igual si la moto no tenía pedigree de competición (como, por ejemplo, la Yamaha SuperTenere... que salió años antes de participar con un proto basado en ese motor), estas motos estaban enfocadas a viajar a larga distancia, con altas velocidades de crucero, y luego debían comportarse con dignidad en campo. ¿Entonces qué hacemos con los monocilíndricos?

1988. La Trail que todos soñaban: Honda NX 650 Dominator

El primer disparo, y el más afortunado con diferencia, fue la Honda NX 650, la Dominator. Con la TransAlp 600 y la Africa Twin 650 cubriendo las bicilíndricas, la NX pudo abrir otra puerta, buscando (otra vez) la moto total: Un moderno monocilíndrico de 644cc, cuatro válvulas radiales y arranque eléctrico (algo que le faltaba a las XT y DR) Incluido en un chasis de tubo rectangular equipado con suspensiones algo más cortas de lo habitual, pero de calidad. Los frenos estaban a la altura del conjunto. Y lo mejor era un diseño fantástico, monocolor, con medio carenado pequeño y estrecho, guardabarros bajo... vamos, una curiosa mezcla de Enduro con moto de carretera. Con ello se apartaban absolutamente de cualquier cosa vista antes: no era una Trail campera, ni una turística, ni una dakariana. La moto valía para la ciudad, para curvear, para hacer pistas... para todo. Un éxito que apenas dejó migas para los que inútilmente intentaron copiarla, como la Suzuki DR 650 RS, Gilera RC 600 o las Kawasaki KLR y Tengai 650.



1988. La Repli-Dakar más pura: Suzuki DR 750 BIG
Otros intentaron continuar la vena desértica, pero con resultados discretos. La Suzuki Big 750 y 800 intentó combinar unas prestaciones mejores en las singles con una imagen muy Dakar. Pero se quedaba a medias... vaso medio vacío. Yamaha y su Tenere 660 buscaron algo intermedio, una Trail con tendencias africanas, pero sin aspecto demasiado Replica.




1990. El intento de retornar al Trail original: Yamaha XT 600 E


La otra opción, tirar al Enduro, tampoco brilló demasiado. La Yamaha XT 600 E era muy descafeinada comparada con la anterior sin arranque eléctrico. Suzuki no acababa de encontrar la senda del éxito que tuvo con la Djebel 600, y su DR 650 RE no llamaba la atención. La Kawasaki KLX 650 (sin letrita al final) estaba basada en la R de Enduro, pero estamos en lo mismo... la gente ya no quería ir de "crossero" por la calle. Ya no querían guardabarros elevados, portanúmeros y asientos altos.
1993. El Trail más campero: Kawasaki KLX 650



1994. La nueva vía para los mono tiende al asfalto: BMW F 650 Funduro











Al final, la solución vino de Europa. Con base Aprilia Pegaso 650, se presenta la BMW F 650 "Funduro", una moto que con sus suspensiones y asiento bajo, sus ruedas más asfálticas (llanta delantera de 19"), su amplio carenado y, ante todo, su moderno motor Rotax con culata desarrollada por los alemanes que le permitía llegar a los 50cv con una comodidad no vista antes. De repente, el resto de monocilíndricos se volvieron lentos, ruidosos y vibrantes, con chasis, suspensiones y ruedas demasiado camperas. Una moto que buscaba ser fácil de conducir, perfecta para entrar en el mundo de las medias cilindradas... y de la marca bávara. Fue un éxito total, que luego se vio totalmente respaldado por la F 650 GS, ya enteramente hecha en BMW. Supieron desdoblarla en tres versiones (la GS era la Trail asfalto, la Dakar la campera y la Scarver la asfáltica total) y evolucionarla hasta nuestros días. Apenas se le acercó la Suzuki Freewind 650 y la Pegaso 3... la gente tenía muy claro que querían "alemán".


8/16- LAS MUCHAS CARAS DEL TRAIL. Las Trail-Turismo del nuevo Siglo






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

6 comentarios:

Nani Durán dijo...

¡lo que he llegado a disfrutar yo con mi Peggy (Aprilia Pegaso)! La tuve 10 años, crucé 2 veces de Cadaqués a Hondarrabía por pista, hice casi todo el norte de España con ella, siempre buscando la carretera más revirada y pequeñita, y ya se me podía poner cualquier RRRRR 4 cilindros al lado, que en 30 segundos dejaban de ver mi matrícula trasera. La única pega era la poca autonomía, pues dándole al mango, a penas pasaba de 200 kms de autonomía, y en una moto tan confortable de posición de conducción, nunca te apetecía parar a repostar ni tenías la necesidad de descansar, era una cortada de rollo. Un buen crucero de 140-145kms/h, y en montaña era una delicia, ligera y potente... sniff sniff...
Por cierto, Miguel, felicidades y gracias por esta maravillosa serie del Trail.. PLAS PLAS PLAS

MiguelXR33 dijo...

Supongo que Peggy sería una Pegaso de las primeras que vinieron (hubo una primera Pegaso 600 con motor Rotax de aire que no vino a España http://www.motorcyclespecs.co.za/model/aprilia/aprilia_pegaso_600%2090.htm ).
Para mí la primera 650 ha sido una de las tres o cuatro Trail más bellas que han habido, muy proporcionada y elegante. El carenado o el colín es para mirarlo horas. Jamás entenderé como llegó BMW y con la misma base hizo una moto más fea (la Funduro hay que reconocer que bonita... como que no) y aun así vendió tantísimas, más en comparación con la italiana.

Y lo que tú dices... es lo que en parte noto yo con mi vieja Garbí 750: ruedo por campo con alegría, por curvas va muy bien, es cómoda... y yo sí tengo 300kms de autonomía :-D

Nani, a ver si en vacances nos escribes algo, que nos tienes abandonados... ;-)

Por cierto ¿hay alguna marca que haga Barbour estilo el Garibaldi "clásico" que no cueste 260€? Es que pienso volver a recordar mi juventud con uno... pero ni quiero gastarme tanto dinero ni necesito que obligatoriamente sea algodón engrasado. ¿Alguno de cordura que de el aspecto? Ya me dices

MiguelXR33 dijo...

Y gracias por las gracias I3

Nani Durán dijo...

1.- Sobre el tema barbour: en eso ando centrado, muchos clientes me lo están pidiendo y, de momento, es como encontrar un unicornio rosa y que vuele... He encontrado varias chaquetas vintage, retro y urbanas, más o menos bonitas, y siempre con la condición de que sean económicas (<150€), pero nada que se acerque, plagie o pueda competir con el clásico Barbour Garibaldi. Sigo buscando. Ahora, cuando vuelva de vacaciones, haré la compra de la colección de otoño, ya te diré lo que he encontrado y lo que finalmente trabajaré este otoño-invierno.
2.- Mi Peggy era matrícula B-SL, creo que de finales de 1996. Yo la compré en 1998, y la tuve hasta 2008. Yo soy analfabeto en cuanto a mecánica se refiere, pero sí que sé que la mía era Motor Rotax, Inytección, 5 válvulas, creo que era la 649cc, porque tenía la pegatina 650 en la tapa lateral y sobre todo sé seguro QUE ERA UNA MOTO ROBADA EN ALGUNA PARTE DE EUROPA!! Tuve un follón con la Policia al ir a pasar la ITV de mil pares de cojones, y...
3.- Esta anécdota va a ser el próximo post en mis memorias, saltando unos 20 años el órden cronológico, pues es tan rocambolesca que vale la pena, y viene a cuento con la onda que has cogido.

Nani Durán dijo...

Mi Peggy era, para ser más precisos, exactamente así: http://databikes.com/infophoto/aprilia/pegaso_650_mx_40hp-1996.html
Estéticamente creo que es la trail más bonita que se ha hecho nunca. Ninguna Pegaso anterior o posterior es tan bonita, pero es que ni siquiera mi adorada XT 660 Ténéré se le puede comparar en cuanto a las lineas tan esbeltas, elegantes y simples. La sencillez de la decoración: un precioso negro brillo rematado con una sulieta minimalista del caballo alado en color plata. Los intermitentes delanteros recogidos en integrados en elcarenado, el derivabrisas negro, pequeño pero funcional. Los dos preciosos escapes, redondotes, macizos, poderosos. Un sonido elegante y contundente. Era un TODO que se ensamblaba a la perfección.
Solo con la llegada de la Triumph Scrambler ha perdido el cajón más alto del podio de la trail de serie más bonita, pero sigue en el segundo lugar.

MiguelXR33 dijo...

Lo que yo decía... tuviste la Pegaso bonita

:-D :-D :-D

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.