Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

30 julio 2021

LAS MUCHAS CARAS DEL TRAIL. 6- Cuando las grandes Trail-Dakar conquistaron la Tierra. 21-03-2012


6- Cuando las grandes Trail-Dakar conquistaron la Tierra

BMW R 80 G/S
En 1980 BMW presentó su primera R 80 G/S, una moto que cumplía el arquetipo del Trail (aunque para mí fue más una Scrambler, una moto de carretera adaptada al asfalto), pero con un motor de dos cilindros y 800 cc que le permitía plantear viajes por vías rápidas gracias a sus 50 cv, muchos comparados con los menos de 30 de sus rivales monocilíndricas de apenas 500 cc. La marca alemana supo ver, como Yamaha, que el París-Dakar iba a ser un escaparate magnífico para promocionarla, participando -y ganando- de forma oficial y, con ello, atrayendo ventas. Además supo ir sacando versiones "dakarianas" que creaban todavía más fama de ser "la moto para viajar al fin del Mundo".

BMW R 80 G/S Paris-Dakar


Honda XLV 750 R de 1983
Viendo como BMW copaba con su R 80 G/S el mercado Trail de motor bicilíndro grande, Honda, Yamaha y Cagiva atacaron este sector. Honda comenzaba en 1983 con una poco valorada XLV 750 R. Esta bicilíndrica en V con cardán, 61cv, estética dakariana y colores de guerra en su depósito de 20 litros, no acabó de cuajar, estaba demasiado adelantada en el tiempo... y le faltó un carenado, pero marcó la senda de la marca del Ala Dorada.


Yamaha XTZ 750 SuperTenere
La que entró a saco en 1989 acertando en el concepto fue Yamaha con su SuperTenere 750. Un modernísimo y exclusivo motor bicilíndrico paralelo, muy inclinado hacia adelante, refrigerado por agua, culatas de cinco válvulas por cilindro, admisión vertical, cambio y embrague elevados, cárter seco... sus 70cv eran muchísimos comparados con sus rivales. Además, todo se unía con un chasis de comportamiento digno tanto en asfalto como en campo, un carenado e iluminación correctas y, en general, una validez total para todo uso. Fue considerada en su momento el Mercedes Benz G de las motos... y no iban muy desencaminados. Estuvo en producción con pocos cambios hasta 1997.


Honda XRV 750 Africa Twin
Honda, por su parte, ya comentábamos que en 1988 habían cambiado su XLV por XRV de estética réplica de la ganadora en manos de Cyril Neveau... Las África Twin comenzaron con un chasis "alto" y 650cc, a los dos años llegó una versión de ésta con 750cc y carenado amplio... pero la verdadera Reina de África llegó en 1993 con la versión Rd 07: su chasis "bajo", su diseño más compacto y centrado de masas, hizo que fuera la Moto Absoluta para multitud de aficionados de todos los estilos. Convencía a los amantes de las curvas, a los endureros más radicales, a los viajeros por cualquier tipo de terreno y con cualquier tipo de carga, a los pasajeros, a los urbanitas... sólo hay que ver los cientos de Clubs y Foros dedicados a esta moto por todo el Mundo que alaban sus virtudes y se quejan del abandono sin continuidad de la producción en 2003.


Cagiva Elefant 900ie Lucky Explorer
Otra marca que supo sacar un buen partido de sus participaciones -y victorias- en el Dakar fue Cagiva y sus Elefant. La saga comenzó con la 650 de 1985, una suerte de XT 600 con motor bicilíndrico Ducati y depósito de 19 litros. Luego dos años después llegó la primera 750, que tenía un aire a la Dominator, con su carenado estrecho y llanta de 21". Pero las que realmente llamaron la atención fueron las Elefant 900 de 1990. A su estética masiva, totalmente inspirada en sus motos ganadoras del Dakar, se unía un motor potente y elástico con un chasis robusto, suspensiones de calidad (Ölhins trasero de serie) y la novedad entre las grandes de su llanta delantera de 19", que hacía que su comportamiento en campo bajara, pero mejorara mucho en asfalto. Hubieron versiones con carburadores Weber y Mikuni, con inyección electrónica e incluso una 750. Fue curioso ver como pasó de su bella y llamativa imagen "Lucky Explorer" hasta las discretísimas GT y E monocolor...


BMW R 100 GS
Y no podemos hablar de estos años sin nombrar otra vez una BMW: la R 100 GS volvió a sorprender con la evolución de su G/S aumentando cilindrada (950cc), longitud y calidad de suspensiones, tamaño de depósito e incorporando por primera vez en la marca cardan partido: el Paralever. El concepto Boxer Trail seguía muy vivo, y se complementó con versiones dakarianas de depósito y carenado más grandes.



No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: