Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo, por su aportación

01 noviembre 2019

Novedades 2020. Ducati Panigale V2: no me llames 959... (datos, fotos y vídeos)

Hasta la aparición hace dos años de la primera Panigale V4, los motores bicilíndricos grandes habían sido el alma de Ducati. Decir SS, Pantah, F1, 851, 888, 916, 996, 999, 1098, 1198 o Panigale 1199-1299-959 era hablar del bramido de un twin en V a 90º, a distribución desmodrómica, a empuje desde medio régimen poderoso, a deportiva absolutamente diferenciada de sus rivales "tetra". Con la llegada de la gama V4 desapareció el inmenso 1299 de la gama hipersport y, parecía, que con ello las bicilíndricas racing. Pues para nuestra suerte, para los que cuando pensamos en Ducati deportiva lo hacemos en dos cilindros en L, las desmocuattro no desaparecen... se reinventan: con vosotros la nueva Ducati Panigale V2, mezcla de lo mejor de la Panigale 959 y la 1299.




Motor: el 959 pasa la Euro5
El motor "grande" por ahora desaparece de la gama Panigale para no rivalizar con las V4, por lo que ahora sólo tenemos el Superquadro 959 de 955cc. Pero eso no quiere decir que no haya recibido mejoras, encaradas a superar la Euro5 y no perder nada por el camino. De hecho gracias a los nuevos conductos de admisión, inyección y el escape (ahora de corta salida inferior, abandonando los dos "cañones" anteriores) sube de 150 a 155cv y el par de 102 a 104Nm. 



Bastidor: que no se pierda el monobrazo
El basculante monobrazo entró en la gama deportiva de Ducati con la 916 y desde entonces apenas lo ha perdido en la 999 y la anterior Panigale 959. Pues bien, ahora lo recibe con todo su esplendor, haciendo que la llanta trasera se vea en su totalidad por el lado derecho. Al ser más largo aumenta la distancia entre ejes de 1.431 a 1.436mm, el reparto de pesos pasa a 52/48 y el asiento sube a los 840mm. En cuanto a las suspensiones tenemos una horquilla invertida Showa BPF y atrás un amortiguador Sachs ZF, todo regulable en tres vías. Los neumáticos son Pirelli Diablo Rosso Corsa II. El peso se mantiene en 174kg en seco, 200 con todos los llenos hechos.



Electrónica: como su hermana mayor
El paquete electrónico amplia su capacidad de información, cálculo y actuación. La plataforma inercial de cinco ejes permite mayor sensibilidad al paquete "Safe Performance": Cornering ABS, control de tracción con estrategia predictiva DTC Evo2, anticaballito, cambio shifter "up&down" y distintos modos de conducción que se pueden regular a través de su tablero TFT a color de 4'3". Por ahora no hay versión "S" que equipe suspensiones con regulación electrónica.



Estética: la V4 sirve de guía
En cuanto a la estética ya se ve, se ha igualado a la de las Panigale V4, creando así visualmente una "familia". Tenemos los dos faros encastrados en las tomas de aire, las salidas de aire de los radiadores ahora son más convencionales y el colín está inspirado claramente en la V4. Eso sí, no hay todavía alerones, que por ahora sólo equipan sus hermanas mayores. El problema está en que la V2 tiene más "status" que la anterior 959 y se nota en su nueva tarifa: saldrá por 18.450 euros, casi 1.500 euros más. Es el precio de tener la última hiperdeportiva twin...





No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.