Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo, por su aportación

14 octubre 2019

Yamaha WR 450 F "Skeleton" por Le Motographe: cuando el tubo se convierte en arte

La motocicleta y el tubo siempre han estado unidos. Desde las primeras bicicletas con motor de hace más de un siglo el tubo de acero siempre ha sido parte de la construcción de una moto. Han habido y hay otros materiales y fórmulas, pero actualmente marcas como Ducati, KTM o Triumph tienen al chasis multitubular como imagen. Bimota también, junto con unos maravillosos basculantes de tubo entramado. También los protectores y arañas "a la vista" que nos inició BMW y que han llegado a nuestros días con la Royal Enfield Himalayan como máximo representante. Y podría poner centenares de ejemplos más de decenas de marcas.


Bien, hoy os traigo una preparación en la que el tubo es el absoluto protagonista, sirviendo de soporte, protección y estética como nunca se había visto. Se trata de una Yamaha WR 450 F enduro de 2004 preparada por los franceses de Le Motographe, situados en Montpellier. Allí Jerome e Yvan transforman motocicletas según la petición de sus clientes, pero siempre con una máxima: serán utilizables de forma legal, no un simple objeto que lucir. Recibieron un encargo desde California, EE.UU., y ellos aceptaron. Jerome se encargó del diseño e Yvan del moldeado y soldado de los tubos.

Jerome e Yvan, los componentes de Le Motographe
Como podéis ver, la motocicleta mantiene "lo que le hace legal": el chasis, motor, frenos, ruedas son de serie. Lleva equipo de luces e intermitentes, velocímetro y soporte para matrícula. Pero el resto... es pura imaginación, con el espectacular entramado anclado por detrás haciendo de subchasis, por el medio agarrando caja de filtro artesanal y soporte de batería, y por delante protegiendo los radiadores y sujetando el depósito artesanal de aluminio. 

También podemos ver un centenar de soportes y detalles más, como los bellos guardabarros de aluminio impresos en láser con el nombre de los preparadores, el propietario y Yamaha. El escape, una de las especialidades de Le Motographe, es artesanal y aúna volumen con apertura. Junto con la caja de filtro artesanal equipado con un K&N, anuncian un aumento de potencia de 5 CV, ahora 55. El faro y las diminutas luces son LED. El asiento es espectacular, forrado de cuero rojo vuelto y labrado. Y qué decir del aspecto del conjunto multitubular, le da un aspecto único, espectacular y robusto como poco. Según Le Motographe se han eliminado diez kg (108 kg con los llenos hechos), supongo que ello confirma que el tubo utilizado es aluminio -no lo indica el artículo de Bikebound- porque el depósito de aluminio y la batería de litio no baja tanto un conjunto diseñado para ser ligero. Por cierto, las suspensiones se ajustaron para el conjunto moto-piloto.

La motocicleta, como podéis imaginar, fue del agrado del pagador (en Le Motographe tienen la costumbre de no enseñar nada a su futuro propietario hasta que la moto está terminada). Aprovechando lo aprendido por los franceses, realizaron una segunda versión (SM-V2, la primera es la E-V1) para exhibir en salones, esta vez en formato supermoto, donde la mayor diferencia, aparte lógicamente de las ruedas, es el retorcido escape de salida doble que circula por debajo del guardabarros.


Una moto para lucirla, sin duda. No voy a decir que sea bella, pero desde luego muy espectacular sí es. ¿Te atreverías a rodar con ella?




Fuente: Bikebound


Solo para exposición, la versión supermoto SM-V2 de Le Motographe

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.