Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

11 abril 2016

Una simple opinión personal: el motociclismo SIEMPRE debe ser un deporte entre caballeros

Sólo es una opinión personal. Nada más. Yo siempre he pensado que cualquier motorista, en cualquier disciplina, que se atreve a salir en una carrera es una persona a admirar. Se juega la vida sólo por el amor al deporte y al motociclismo. Da igual una simple carrera de aficionados con ciclomotores de serie o una de MotoGP a más de 350 km/h... arriesgan su integridad sólo por amor al deporte ("For love of the sport" era el lema del gran campeón Mike Hailwood).

Lo que pasó el año pasado con el tema Rossi-Márquez... bueno, ya lo dije claro en aquel audio que grabé nada más terminar la carrera. No, no me gustó ni el antes, ni el durante, ni mucho peor el después. Un deportista debe ser eso, ante todo un caballero. Durante la prueba al máximo y utilizando todas las tretas legales... pero siempre un caballero. Y más en un deporte en el que con el más mínimo error SE JUEGAN LA VIDA.


Ayer en Texas, durante la carrera de MotoGP, vimos, TODO EL MUNDO vio algo absolutamente distinto... lo que siempre hemos visto muchos muchos moteros/motoristas: cuando uno cae, y sobre todo cuando lo tiras, te preocupas por tu compañero motorista. Así de simple. Lo de la caída Pedrosa-Dovizioso fue un golpe de mala suerte, porque si Dovi no se hubiera colado la moto de Dani no hubiera colisionado contra la Ducati. Fue una pena, un infortunio... Pero lo más grande vino cuando Dani Pedrosa, ese SEÑOR MOTORISTA Y PILOTO hizo lo que debía: no corrió hacia su moto, sino a interesarse por Andrea. Estaba bien e intentó continuar. Luego, en boxes, la
guinda de la corrección: fue a disculparse en persona ante el piloto derribado y su equipo... equipo rival, muy rival, recuerdo. Y Dovizioso, otro CABALLERO DEL DEPORTE aceptó las disculpas. Como se esperaba de él.



La verdad, después de la vergüenza del año pasado, ayer volví a sentirme orgulloso de mi afición al motociclismo, de mi perdido enamoramiento -a veces tan discutido conmigo mismo- por MotoGP. Sí, no habrás oído nada en las radios, ni apenas nada en las televisiones... pero cuando mis compañeros de trabajo esta mañana me preguntaban "¿Qué pasó ayer con Pedrosa?" yo me sentí orgulloso. Orgulloso de ver que hay MOTORISTAS de verdad en nuestro deporte... y que no son los más mediáticos, ni los que más cobran, ni los que más sonríen. 

Gracias Dani, gracias Andrea. Estoy orgulloso de vosotros.


Miguel









3 comentarios:

Anónimo dijo...

Exacto. Hay por ahí un piloto que tiene más del doble de títulos que Dovi y Dani juntos que podría aprender un poco.

Bueno, quizás no, igual está pensando de qué forma va a decir que cayó por culpa del biscotto español. Algo inventará para que al final su caída no sea culpa suya sino de la mafia española.

Anónimo dijo...

Creo que no has pillado bien el mensaje del articulo, no es contra Rossi, o por lo menos no solo.
Se refiere a que a pesar de los pilotos en estilo Rossi-Marquez, que son grandes pilotos pero han llevado este deporte a un nivel de honradez muy muy bajo, también hay otros pilotos. Pilotos que trabajan duro sin pasar mucho tiempo delante de las cámaras, pilotos que cuando ganan no necesitan hacer declaraciones o espectáculos de teatro para caer bien a la gente, pilotos que cuando pierden se echan la culpa a ellos mismos y no a otros factores... Pilotos con la P mayúscula. y es por estos pilotos que vale la pena seguir este deporte.

MiguelXR33 dijo...

Al segundo anónimo:

Amigo, ¡¡¡lo has bordado!!!

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.