Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

16 noviembre 2014

Muy Recomendable: UN GENIO CON MUY MAL PERDER (por Carlos Domínguez en Motorpasión Moto)

Ya he contado más de una vez que a veces me inspiro en artículos que leo por internet. Y muchos de esos trabajos están tan bien hechos, me parecen tan buenos... que, la verdad, me gustaría hacerles publicidad. Así que aquí tenéis, yo os pongo el principio y si, como creo, os gusta, podéis continuar su lectura en el propio envío. Espero que no les moleste a los autores.           Miguel


UN GENIO CON MUY MAL PERDER

Por CARLOS DOMÍNGUEZ en Motorpasión Moto

Muchos no dudasteis en criticar el monumental cabreo de Jack Miller en el podio de la última carrera de Moto3. El australiano, a sus 19 años, no terminó de encajar ser segundo pese a haber conseguido el doble de victorias que el actual campeón, Álex Márquez. Habéis hablado de profesionalidad y saber perder, de lo mucho que ha dejado desear su comportamiento en las últimas carreras. Curiosamente, desde el mismo día en el que la maquinaria del marketing español se puso a funcionar para hacer del afable y simpático Jack, el malo de la película. Quizás aun necesitaba varios minutos para encajar que Álex Rins le sacara de la trazada cada vez que tuvo la oportunidad. Y que luego quisiera darle la mano.

Pero eso es otra historia. Hoy quería recordaros que, ni mucho menos, los mejores pilotos del mundo han tenido buen perder. No os olvidéis de las caras de Valentino Rossi cuando Jorge Lorenzo le pisaba los talones, ni de las del propio Jorge. Cabrearse es humano, y uno no deja de ser humano por haber firmado un contrato. Para dar ejemplo, viajemos en el tiempo hasta principios de los 90. Los años en los que SBK brilló como nunca, los años de un polémico Carl Fogarty.
Corría el año 1993 y tras una temporada de altibajos con una Ducati, Borgo Panigale le fichó como piloto oficial. El británico se encontraba ante la oportunidad de su vida pero, en el camino, se metió un tal Scott Russell. El odio que tenía Carl por Russell en aquella época era de sobra conocido por todos, y al británico no le importaba mostrarlo delante de las cámaras. Fogarty, a bordo de la Ducati 888, culminó una temporada increíble en la que consiguió seis poles, once victorias y cuatro podios… pero también firmó cuatro abandonos. La otra cara de la moneda la representaba Scott Russell, que...


No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.