Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

28 julio 2012

Operación Verano. LAS ANÉCDOTAS DE MIS AMIGOTES DE LAS MOTOS: Jorge S.

Llega el verano profundo... y otro año más vuelvo a estar lejos de mi ordenador (cosas de no tener portátil). Así que repito mi Operación Verano, recordando algunos de mis envíos de estos dos años ¡Disfrutar del calorcito y mucha moto!


Jorge es otro de mis amigotes moteros que he conocido en el trabajo. Simpático, siempre listo para prestarte ayuda en lo que sea, y rápido, muy rápido en cualquier cosa que tenga ruedas (yo no he visto a nadie maniobrar marcha atrás con un coche como él). Las motos, junto con los coches, son su pasión, y se le nota al hablar sobre cualquier cosa mecánica.  Ya digo, una persona agradable de conocer.
Por cierto, ya está preparando a su hijo con una pequeña crossera con la que le enseña a derrapar…

MI VIDA SOBRE DOS RUEDAS.
 Mi vida motera comenzó tarde, a los 16 años sobre una Vespa PK-75-XL, a la que pronto implanté un 125cc Polini traído de Andorra, donde por aquella época era considerable el ahorro. Era una experiencia ver a mi hermano mayor circular sólo con la rueda de detrás, era sorprendente con un modelo tan pequeño y un piloto muy corpulento a la vista.  
Tras unos meses de entrenamientos callejeros por la ciudad de Motril, fui consiguiendo que la rueda delantera se desgastara menos que la trasera, así como perfilar el vasto canto del borriquete (caballete) con esas Michelin con un resplandor característico de cristal.

Con 18 años adquirí una Honda CBR 600 F del `92 y sin limitar, un pepino para la época, siendo de las mas punteras a su categoría. Disfruté como un enano encima de ella, imaginaos un chaval de 18 años, con su CBR ”¡la bomba!… eso sí, seguía sin ligar una mierda, pero disfruté mucho y aprendí un poco con ella, vendiéndola poco tiempo al no utilizarla y abandonarla…aquellos maravillosos años. 
¡Ah!, por cierto, los avisadores no llegue nunca a rozarlos, ni voluntariamente ni involuntariamente (je, je, je,), pero mis levantadas e invertidos con los latiguillos metálicos puestos para la ocasión iban de escándalo…

En el año 2000, mi coincidente laboral Rubio me deja un BMW K-75, para que disfrutara de su conducción y calidades de sus materiales… ahí sí que fue una época de aprendizaje a marchas forzadas. Aun me quedaba camino para aprender, de hecho sigo y seguiré aprendiendo. Fueron muchos kilómetros, a veces con una mantica por las rodillas cuando parecía que hacia rasca (por aquello de cuidarme); curvas de montaña en las cuales “te las querías comer” porque el freno lo gastaste en las 1000 curvas anteriores… Pero conseguía entrar en ellas, y miraba de reojo a la siguiente pensando cómo iba a meterla (se entiende la moto por la curva, salidos), disfrutando con sus “bailes de trasero” en las curva a velocidades un poco altas.

Muy muy bonitos recuerdos de aquella maquina, pero pronto la olvidé cuando me dejaron su hermana mayor la R-850, una pasada: los raíles del AVE parecían que se los habían puesto bajo su barriga. Por cierto, un poco pesada aunque más rápida que su hermana la EVO, que con el rollo de meterle la 6 , se olvidaron de la aceleración… Eso sí, con el servo frenaba por encima del manillar… literalmente, porque como no te sujetaras bien a él, salías por encima cuando acariciabas la maneta. Una agresividad que me vino bien en muchas ocasiones en las cuales disfruté de ella en la zona de Requena… casi na!! La Chirrichana muy bonita.

En este penúltimo tramo de escalas por motivos de desplazamiento al trabajo, me metí en el mundo de las (maxi) scooter con la Gilera Nexus de 500cc: muy guapa, estética agresiva y regulación de la distancia de ejes. Yo siempre la llevaba muy radical, pero era un monocilíndrico y era muy brusca, cambiándola por la Suzuki Burgman 400. Muy cómoda, buenos frenos… ahora estabilidad, estabilidad… ¿eso que es? preguntarían los de Suzuki cuando la hicieron: Era “una patata”, tenías que procurar ir como el palo mayor del barco…”bien tieso”. Me imagino que pensarían en otro tipo de clientes, tiene que haber para todos los gustos.

Mientras tanto en Valencia  (última escala de ubicaciones) mi paisano de Granada me dejaba un R-1200-RT….Palabras Mayores… de hecho mi amigo Maracolo y yo estuvimos dándonos unas vueltecitas por una ruta de tumbadas improvisadas donde gracias a las protecciones de los cilindros que lleva parecíamos el cohetero mayor con las bengalas encendidas, observada la escena gracias al oscuro atardecer. Yo creo que sin contar con mi mujer… es con la única que he disfrutado tanto (hijos aparte), unas sensaciones de poder, seguridad, potencia y manejabilidad total sobre mis manos…muy muy bien, pa repetirlo muchas veces.

Ahora para desplazarme al trabajo donde la Rita Barberá tiene parking propio, pero la gente trabajadora normal no… sigo tirando de moto para desplazarme a la gran ciudad y poder aparcar sin muchas complicaciones. Una vez abandonada la Suzuki por motivos que ni el taller oficial supo explicarme (una avería de 4200€, cambiaron el motor entero porque reventó), llegó el momento de adquirir para mí la mejor moto a su nivel de la historia: la Yamaha T-Max 500. Una pasada, muy muy completa.
Recuerdo un día por la Cueva Santa,, donde “santo” era el asfalto donde rozaba el caballete y algo más. Mis colegas con Suzuki Bandit 600, Yamaha Fazer, Suzuki GSX600 y otra T-Max, me decían: “como puedes ir tan rápido con esto” ¡¡no me pillaban!!, muy bonito esas rutas con mi maxi…

En fin solo quería exponer un poco de mi vida sobre dos ruedas y dar las gracias a todos coincidentes laborales, compañeros y amigos que han disfrutado junto a mí por algún tramo de asfalto bien compactado, y recordar que lo primero es nuestra seguridad y luego a disfrutar que son dos días….
AH…. RECORDAR QUE SI RESPIRAIS DIA A DIA, SEAIS FELICES…! TODO LOS DEMAS NO IMPORTA ¡
SAEZ.-Club B


No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.