Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

25 abril 2011

¿Futuras KTM 2012?

Estos días he visto por internet comentarios que KTM no está preparando grandes novedades en su línea "de calle" (vamos, motos que no son de competición) para el próximo 2012, apenas unas mejoras en los modelos Duke y SuperDuke, posiblemente una nueva Adventure, además de una supuesta bicilíndrica de 700-800cc (¿para el 2013-14?) que compita con las 800GS y 800XC.
Vamos, que seguimos con muy poco Trail para una marca con un marcado carácter off-road, apenas la Adventure Lc8 y la Enduro 690.
Lo más curioso del caso es que sería relativamente fácil ampliar la gama Trail y SMT simplemente utilizando lo que tienen en los almacenes. Veamos:
Monocilíndricas (Lc4).
De entrada, sigue extrañándome que KTM no haya aprovechado el tirón mediático de aplastar año tras año en los más duros Raids del mundo, incluido el Dakar. Tienen el motor Lc4 (en dos cilindradas, 654 y 690cc -el de la Duke R-); tienen el chasis (el que utilizan en la SM, con depósito en posición convencional); tienen suspensiones, ruedas y frenos (de la Enduro 690); y tienen el diseño de las fibras (de la Rally). Así que ¿porqué no una Adventure 690? La publicidad ya la tienen, las piezas también, y si miras por la red hay un grandísimo grupo de personas que, como yo, sueñan con esta formidable "Dakar Winner Replica" con la que sustutuir a Africa Twin, Big, Elefant, Tenere, y otras hijas de los grandes Raids. 



Desplazándonos un paso hacia el lado asfáltico, podría surgir una SE-T (por Sport Endu-Trail) 690, de una forma tan simple como puede ser poner a la SM 690 las suspensiones y ruedas de la Enduro 690, y el semi-carenado de la SM-T 990. Tendríamos una Trail para todo uso ligera (unos 150kg reales), potente (entre 65 y 70cv) y sumamente polivalente. Una moto que recuerda el concepto Dominator, KLR 650, o DR 650 RS, y que podría competir sin problemas con la actual Yamaha Tenere 660.
Y una variante totalmente asfáltica, tal como mandan los cánones actuales, podría plasmarse en una SM-T 690. Con las fibras compartidas con la SE-T, las suspensiones de la SM, y las llantas de la Duke, tendríamos eso que hoy en día llaman "Trail-asfalto", y que yo considero una "semi-carenada de manillar alto", capaz de luchar con su ligereza y potencia contra G-650-GS, F-650-GS, Kawa Versys o Suzuki V-Strom. De este modelo podría salir una versión "standard" con suspensiones y frenos simples y el motor 654cc; y también una versión R con suspensiones, frenos y motor (el carrera larga 690cc) de la Duke R... un auténtico pepino semicarenado... ¡que tiemble la Triumph Tiger 800!


Como podéis ver, de una forma simple KTM podría tener una gama monocilíndrica que abarcara desde el enduro y SM más puro a una saga Trail que vaya desde los más aventurero a lo más asfáltico... y todo utilizando el recambio de las estanterías...


Bicilíndricas (Lc8)
Tal como he plasmado en las "mono", el abrir la gama trail con las bicilíndricas sería aun más fácil. 
De entrada, para lograr una nueva Adventure 1190 solo le cambiaría dos cosas a la actual: la estética frontal y el motor.
El porqué de cambiar sólo el frontal es simple: una de las cosas que agradecen los usuarios de la gran Adventure es, primero, lo bien que va de chasis y suspensiones; después, su correcta ergonomía; y también la cantidad de piezas que hay para ella. Así que cambiando únicamente el frontal por otro con inspiración de los modelos Rally 690 y 450 cumples con un "lavado de cara" manteniendo el resto igual...
...o casi: aunque el motor 990 es muy bueno, la competencia se mueve toda en los 1200cc, y es ahí donde hay que llegar, sin buscar más potencia (quizá unos 120cv -10 más-) pero sí una mayor capacidad de empuje en viajes con carga. Además, el motor, siguiendo mi filosofía de "tirar de armario", ya lo tienen. Solo habría que adaptar el Rc8 a un uso más suave... y lista una nueva Adventure para otros ocho años. 
Entre medias de la Adventure 1190 y la magnífica asfáltica SM-T 990, cabría perféctamente una SE-T 990. Su producción sería tan sumamente simple (seguro que a mi me ha costado más hacer el montaje que a los mecánicos de las líneas de producción montar un prototipo pre-serie) como decirlo: a la SM-T se le ponen las suspensiones, llantas y frenos de la Adventure 990. Así de fácil. Así de efectivo. De nuevo tendriamos una Trail todo-uso compacta, de menos de 200kg, unos 110cv y válida tanto para una zona de curvas como una buena sesión de pistas, llevarte todos los días a trabajar y al día siguiente a un viaje lejano... vamos, el uso que le damos a nuestras Trail, no hace falta que explique nada más.


Como podéis ver, son en total cinco modelos que tendrían una fácil entrada en producción, pues casi todo lo tienen en los almacenes. Con ellos se cubriría la gama Trail desde lo más "desértico" y campero (las Adventure), a unas intermedias "todo uso" (las SE-T), y acabando en el "todo-asfalto" (las SM-T). Y con dos tipos de filosofía según su motor, mono o bicilíndrico.


La idea ahí queda. Ahora falta saber qué modelo sí está en mente de los directores de producción de la marca austriaca. Quizá dentro de pocos meses podamos decir "con esta moto ya he soñado yo".



No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.