14 marzo 2017

Hunter R 1200 GS por Ton-Up Garage. Rumbo a África con aspecto Baja...

Cuando yo era adolescente (ahora tengo cincuenta) veía con emoción a los "europeos" atraversar mi ciudad con sus Trail de gordos depósitos. Unos al norte, otros al sur, pero siempre era lo mismo: una o varias Trail, neumáticos de tacos (aquellos pioneros T-63), depósitos fuera-de-serie, y equipaje cogido con arte a la moto. Y ellos ya los imagináis, sucios (incluso los que iban rumbo sur :-D ), con vaqueros y chaquetas barbour combinadas con botas de hebillas y cascos de cross... todo ello bastante gastado. Libertad, sencillez y ganas de aventuras de verdad, en una época en que no existía el móvil, asistencia en viaje y casi ni repatriación en caso de accidente grave.



Pues todo esto y más me ha venido a la cabeza cuando he visto la hermosa Hunter R 1200 GS de Ton-Up Garage. Un depósito que se ve claro que no es el suyo, un cómodo asiento off-road, defensas, un tanque auxiliar, dos
enormes faros que recuerdan a las motos de la Baja California americana... y un aspecto de moto "para bajarse al moro" que enamora.


La historia de la moto es particular. Los portugueses Pedro Oliveira y Daniel Cabral de Ton-up Garaje (Leça de Palmeira, cerca de Oporto) pensaban realizar una BMW boxer para participar en la Scram Africa, un viaje-aventura organizado por Fuel Motorcycles en que se recorren más de 2000 kms por África con la condición de hacerlo con motos Scrambler (éstos lo entienden como yo, motos de asfalto adaptadas más o menos a montaña). No llegaron a tiempo de acudir con la BMW, pero el proyecto continuó. 

La idea original era preparar una de aquellas espectaculares HP-2 Enduro, pero su alto precio y escasa producción les hizo mirar a una más "accesible" R 1200 GS. Ello les hacía tener una moto con una base menos off-road, pero era lo que había...


La primera cosa fue "pelarla" de la carrocería para darle un toque más setentero. Para ello se adaptó un depósito de R 80 con esfuerzo por culpa del chasis. Ello obligó a incorporar la bomba de gasolina y eliminar el ABS, además de reposicionar toda la electrónica. El asiento pasa a ser plano para mejorar la conducción en campo. La araña-protector de una pieza ya la véis, espectacular y más pintada de blanco. A ella se anclan dos enormes faros 
PIAA, muy usados en coches y camiones en África... y que le dan un bello aspecto que me recuerda a aquellas motos que corrían la Baja California o las Honda oficiales del Dakar de los ochenta. Llantas de radios de la gama Adventure equipadas con neumáticos Continental TKC-80 (no los mejores para África según ellos, pero válidos en todo-uso), un escape artesanal de acero inoxidable, guardabarros de aluminio y la maleta-bidón lateral le dan un aspecto magnífico, realzado con unos colores muy logrados.



Una moto original, sin duda. Para usar todos los días llamando la atención (con barbour y los nuevos cascos off-road vintage, eso sí), para viajar sin miedo, para rodar por las arenas africanas... y con un diseño realizado en la Península Ibérica. Me gusta la Hunter de Ton-Up Garage, la verdad.









Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

1 comentario:

FRANCISCO RAMIREZ dijo...

Preciosa, muy original,quién pudiera hacerse una moto así.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.