18 octubre 2013

Novedades 2014. EBR 1190RX ¡¡¡las Buell vuelven a la vida!!!


Han tenido que pasar más de dos años y medio para que aquella EBR 1190RS que os enseñábamos aquí haya llegado en versión "humana". De aquella moto de carreras con apenas unos retoques para poderse matricular y vendida en una limitadísima (y evidentemente cara) serie de 100 unidades, surge esta EBR 1190RX donde Eric Buell, después de tener que "venderse" a los indús Hero Motocorp, logra continuar su original idea de cómo debe ser una deportiva... diferente.





Y es que diferente sigue siendo un rato. Sí, ya no es tan extraña de estética como la desaparecida Buell 1125R, pero no deja de ser muy distinta de lo que podemos ver circulando, tanto deportivas como turísticas. Continúa el chasis haciendo de depósito de combustible (17 litros), continúa el enorme (¡386mm!) monodisco de freno delantero de anclaje en el cerco mordido por una pinza exclusiva ZTL de ocho pistones. Continúan los radiadores laterales. Continúa el silencioso bajo el motor (aunque ahora lleva una salida "normal" complementándolo). Vamos, que es una Buell -ahora Eric Buell Racing, ERB- de los pies a la cabeza.

Las diferencias más grandes que vamos a ver entre la exclusiva EBR 1190RS y esta 1190RX es, ante todo, de componentes, buscando mantener costes. Así aquellas suspensiones Ölhins de competición pasan a material 

Showa, de buena calidad, pero más económicas. El carenado de carbono da paso a otro plástico que, la verdad, desmerece un poco: el frontal redondo me recuerda a las Aprilia RSV 1000, el depósito y los laterales del carenado a la Triumph Daytona 650 y el colín a la KTM RC1190. Las llantas de magnesio forjado pasan a otras de aluminio, aunque me encanta la trasera con ese aspecto que me trae a la mente la Honda RS 500 de Freddie Spencer. Desaparece el titanio y carbono en el escape. El peso declarado sube 14kg hasta los 190kg en orden de marcha.

Ahora, en algunas cosas se ha mantenido igual de bien, como con el apretado motor Elicon de Rotax, bicilíndrico a 72º, subido hasta los 1190cc (106x67'5mm), con una alta compresión de 13'5:1, 
doble inyector por tobera y nada menos que 185cv a 10.600rpm, con un muy buen par de 138Nm a 8.300rpm. Y mejora en detalles como el cuadro... o más bien pantalla, pues lleva una TFT a color donde se pueden ver todos los parámetros de la moto. También en la iluminación, con un led en forma de M que rodea el faro. Los neumáticos serán unos muy buenos Pirelli Diablo Rosso Corsa en medida 190 trasero. Como toda electrónica sofisticada, llevará un control de tracción regulable en 21 posiciones... ¿no serán muchas?. Vamos, que no será una moto muy cara para ser de corta producción (19.000$ USA, al cambio unos 14.000€), por cierto, en tres colores: rojo, amarillo y negro.




Espero que sea la primera de una serie de modelos que hagan resurgir las carismáticas motos norteamericanas (¿o debo de decir Indús?). Creo que Eric Buell merece, por original y vanguardista, mantener viva su impronta en el mundo de la moto. Ganamos todos.




Fuente: Motorcycle Specs, Motorpasión Moto y Masmoto.net






   





                                            Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.