13 octubre 2012

Una Ducati monocilíndrica de 500cc ¡¡¡y cien caballos a la rueda!!!

Una de las cosas que más me fascina de la mecánica es que hay algunos genios que no necesitan tener una fábrica detrás para llevar a cabo sus ideas. Gente que con unas piezas, tiempo libre y -más o menos- conocimientos de mecánica se lanzan a la aventura de hacer realidad sus sueños. Unos logran demostrar que su invento funciona de una manera más o menos correcta; otros... bueno, pueden presumir que lo han intentado.




La TMF V-One es un ejemplo: con la base de una Ducati SS 900 equipada con un propulsor 1000 DS, el belga Bart Crauwells ha transformado el motor twin en un monocilíndrico con compresor. Para ello utiliza el cilindro trasero como bomba de aire, que va a un depósito. De dicho depósito (bajo el asiento) sale el aire a presión para sobrealimentar el cilindro delantero. Si os fijáis, nada ha quedado sin controlar: no sólo lleva válvula de descarga (el aire se comprime hasta 40 bares) sino que también cuenta con un intercooler para enfriar el aire que llega al cilindro delantero.


Bueno pero ¿cómo funciona el invento? Tal cómo dije, el cilindro trasero ejerce de bomba, pero no siempre. Gracias a la electrónica, sólo al cortar gas comienza el bombeo, dejando la válvula abierta en aceleración, para que no se produzcan pérdidas de potencia. Con ello tenemos prácticamente un monocilíndrico normal de 496cc que equilibra sus vibraciones como buen V-twin a 90º. Pero es al acelerar fuerte cuando entra el soplo del depósito de gas comprimido, llegando a cargar hasta 2 bares en la admisión. La centralita controla en todo momento la cantidad de aire que entra y ajusta el aporte de combustible con la ayuda de un segundo inyector. Así que de repente tenemos durante los diez segundos que dura el aire del calderín que el simple monocilíndrico recibe a las bravas lo que debería entrar en dos cilindros... y con ello aumenta espectacularmente su rendimiento.



Sí, todo eso está muy bien pero ¿que se gana con todo esto? Bueno, comparado con el motor de la Ducati SuperMono (basado en el más moderno 888 de SBK y de 550cc) en los momentos de sobrecarga llega a dar 30cv más que éste. Y si lo comparas con el motor 1000 DS donante, declaran que el consumo es el de un monocilíndrico de medio litro cuando no es comprimido, y que va a la par del V-twin cuando recibe la sobrepresión... pero dando 15cv más que éste. 



Bien vale pero ¿esto ha llegado a algo? ...pues me temo que no. Las noticias de esta moto son de junio de 2009, y desde entonces no se sabe nada. Dijeron de hacer cuarenta prototipos para vender pero... en internet no encuentro nada sobre ello. En fin, parece que fue otra de esas muy brillantes ideas que tropezaron con el problema de patentar: las empresas de automoción no pagan, esperan a que caduquen los derechos del creador y copiarán el invento... dentro de unos años. 








Fuente: Motorevue.com

3 comentarios:

Jaime Barrigá dijo...

La idea es buena, aunque no nueva (ISO). Pero ¿ no es más eficiente un simple compresor o un turbo?

MiguelXR33 dijo...

Sí puede que lo sea... pero lo importante era demostrar que tienes una idea... y que funciona.

Tengo claro que llenar el calderín llevará un tiempo, por lo que no vas a tener siempre fuerte aceleración... pienso subiendo un puerto de montaña, por ejemplo.

Pero ya digo que no creo que fuera ese el objetivo. El motor funciona y da buen rendimiento (aunque no sea siempre). Prueba superada...

Jaime Barrigá dijo...

Es como el Prius, pero con aire comprimido en vez de electricidad.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.