14 octubre 2012

No sólo se prepara en el extranjero. TARMAC Custom Motorcycles: menos es más

Si le das un repaso a tu televisión verás en esos canales llenos de programas de máquinas gigantes, transportes increíbles, tatuajes impresionantes, embargos a punta de pistola o cacheos en aduanas, también tenemos unos cuantos sobre customizaciones de coches y, novedad, motos. 
Bueno, pues en ellos se ve cómo puede ser un taller USA de preparaciones al más alto nivel: Máquinas carísimas para cortar, doblar o soldar. Compra de las piezas más caras. Mucha pintura y mucho mucho cromo. Vamos, lo mejor de lo mejor para producir unas hermosas cosas con dos ruedas que apenas valen para dar una vuelta a la manzana y de ahí colocarla en el recibidor de algún chalet de 2000 metros cuadrados.


Pero eso no quiere decir que sólo en EE.UU. se preparan motos. En España también hay muy muy buenos talleres. Sí, no son tan grandes. Sí, no tienen una maquinaria tan espectacular. Sí, la mayoría modifican algo ya hecho, no lo crean desde un papel en blanco. Pero el espíritu, el alma que ponen es sus producciones no es, para nada, menor. Normalmente son motos que han sido diseñadas para Europa, y modificadas para motoristas que tienen un gusto europeo. Nada de manillares "Ape Hanger". Nada de direcciones lanzadísimas y suspensiones ridículas atrás. Nada de más peso, nada de torpeza. 

Y con esa base voy a Vigo, en la bella Galicia. Allí, no hace un año se juntaron Javier Pacheco y Jano Valiente y crearon Tarmac Custom Motorcycles. Cogieron un puñado de viejas motos de los 70 y 80 (Yamaha XS 1100 y XJ 650, Kawasaki Z 900, BMW R 75/6, Honda CBX 1100 y Gold Wing 1000, Suzuki GS 850...) y aplicando su norma "menos es más" -justo lo contrario que la americanísima Bigger is Better de los yankees- las desmontan en su totalidad, reparan lo que pueda estar roto o viejo, le dan prioridad a la seguridad (me ha encantado que digan que se preocupan mucho de la frenada) y luego las aligeran y modifican con un aspecto que nada tiene que ver con las Custom y sí con aquellas Café-Racer de los 60: manillares bajos, depósitos largos, colines mínimos, neumáticos estrechos. Otras con manillares más altos, buscando mejorar la manejabilidad. Motos que se ve claro que no van a batir records, pero que no tienen miedo a un buen puerto de montaña... y que bien llevadas seguro no serán las últimas.

La verdad, me ha gustado el vídeo, me ha gustado el blog... me ha gustado lo que hacen. Lástima que me pillen tan sumamente lejos y que no tengo dinero... me gustaría ver que harían con las ideas que tengo de preparar mi Suzuki Big 750... Seguro que discutiríamos al principio, pero que el resultado sería espectacular...
  

Aquí su blog: Tarmac Custom Motorcycles



                         

7 comentarios:

Jaime Barrigá dijo...

Me gusta su estilo y su calidad. ¿Cómo lo llevarán con la ITV?

Ueto dijo...

Cada vez que pones algo de este tipo de preparaciones.....se me hace la boca agua.
Lo que se podía haber hecho con la kz1000 que tenía.......

MiguelXR33 dijo...

Amigo Jaime... ¿en serio crees que piensan en la ITV cuando hacen sus creaciones?

Y sí Ueto, fue una pena que te deshicieras de la KZ... y más sin haberla probado yo...

:-D

Jaime Barrigá dijo...

Bueno, pero si quieren venderlas y sus dueños usarlas, tendrán que legalizarlas ¿no?. En USA no hay problemas porque autorizan todo.

Anónimo dijo...

donde se encuentra ahora tarmac? creo que cambiaron su ubicación en Vigo

MiguelXR33 dijo...

La verdad es que ni idea. Me he encomendado a San Google y nada, que no hay forma. Y como Vigo me pilla un poco lejos... pues tampoco voy a ir a la antigua ubicación a ver si han dejado una nota. :-D

Lo siento amigo Anónimo (que nombre más raro). No te sé decir.

Sergio dijo...

Ojo con Tarmac, no son de fiar, compré una moto que se suponía con ITV y nada de nada, me tocó homologarla a mi (tiempo y dinero) además de fallos eléctricos, motor y dirección (mas tiempo y mas dinero). Cuidado con Tarmac.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.