13 septiembre 2012

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 28- Motos y dudas: HONDA AFRICA TWIN 750 versus SUZUKI DR 750 BIG


Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...



28- MOTOS Y DUDAS -cinco-
HONDA AFRICA TWIN 750 versus SUZUKI DR 750 BIG (2009)
Los que lleváis un tiempo leyéndome habréis visto que, aunque siempre he tenido moto desde los diecisiete años, no he tenido un gran número y  todas me han durado bastante. La verdad es que siempre he estudiado mucho qué moto comprar cuando he tenido el dinero… que siempre ha sido poco, por lo que no podía arriesgar a equivocarme. Ahora, eso no quiere decir que al final tuviera la moto que era la “primera opción”, por un motivo u otro en cuatro ocasiones no compré la que quería. Aquí una de ellas:

Este es (por ahora... quien sabe si en poco tiempo...) el último "Motos y Dudas", y acabaré con mi frustrado intento de comprar una África Twin


El porqué de una AT era simple: había tenido una TDM 850 de la que echaba de menos en la XR 600 que tenía entonces un motor que no tuviera miedo a largas tiradas por autovía, y la polivalencia de rodar tanto en campo como en montaña con "buena nota". No preguntéis porqué no pensé en otras motos, una SuperTeneré, una R-80 GS, una Elefant... yo me encegué con la África: suficiente motor, buena autonomía, iluminación y protección de carenado y una versatilidad alabada en todo el mundo. Pero eso también se tiene claro en España, y cuando vendí la XR hice cuentas y apenas me llegaba para nada. De entrada no quería la 650, inferior en casi todo a la 750 y además muy cotizada. Pero no me alcanzaba tampoco para la RD07, la última de las siete y medio. Así que me tenía que quedar en la mitad... la RD04, la primera tres cuartos de litro. 



Pues ni así la cosa estuvo fácil. Haber habían unas cuantas en la web, pero o estaban en la zona oeste de Andalucía, o en el Norte, o en Cataluña... casi nada por Valencia, y ya digo que el dinero era un problema bastante serio: no podía ni aceptar la propuesta de mi amigo ManoloMk10 de subir a Barcelona con su furgoneta, ver unas cuantas baratas y bajarnos la mejor. Sí, el asunto estaba mal. 
De entrada probé la única en venta cerca y aunque estaba echa una birria, me valió para autoconvencerme que tenía que ser una Africa Twin. Luego tuve un episodio buenísimo en el que un miembro de un foro me vendía la suya, pero va y resulta que primero estaba totalmente desmontada desde hacía más de ¡cuatro años! porque decidió pintarla y al final lo dejó. Además la moto la compró por entonces, pero no hizo papeles... vamos, que yo tenía que creer que todo estaba bien, ir con una furgoneta, cargarlo todo, montar el puzzle, ponerla a punto, pasar la ITV y ponerla a mi nombre sin conocer al dueño real. Pues no sabéis el mosqueo que pilló cuando le dije amablemente que pasaba del tema...


Como podéis imaginar, mi fustración seguía en aumento. Para colmo era verano, no tenía internet en el camping, y las muchas cartas que enviaba no las contestaban cuando las miraba... hasta que sí lo hicieron con una, además desde Alicante, apenas 200kms de mi casa. Fotos, preguntas ("la moto está impecable"), regateo y al final llegamos a un acuerdo. Aquella 750 tenía pantalla grande, amortiguador Ölhins, manillar Renthal, maleta y me regalaba dos neumáticos de campo: "para no gastarte un duro en ella durante tiempo". Para acabar de redondearlo, tenía que subir a Valencia con su mujer para una revisión médica. Así que me llevaron a su pueblo, vi la moto, di una vuelta ("ya lo verás, es una moto que va siempre muy fría") e hicimos intercambio de dinero por moto y papeles. Llené el depósito y al camping del tirón.
La verdad es que ya de camino... no sé, lo achacaba a la maleta y los neumáticos, pero no la veía tan estable como la que probé antes. Además comenzó a hacer un ruidito continuo por delante. Pese a ser un día de poniente horroroso y llevar el indicador de temperatura casi a tope, no mantenía bien el ralentí. Y cuando llego a la parcela veo agua en el lateral izquierdo... mal. Veo que sale de un bote de plástico forrado de aluminio que había detrás del radiador ¿¿??. Busco en el libro de mantenimiento donde está el vaso de expansión (detrás de la placa lateral derecha)... y ahí no hay nada. Miro de subirle el ralentí... y no está el tornillo remoto. El ruido que escuchaba era un disco que estaba doblado y con el viaje había dejado marca en la pista. La cadena "practicamente nueva" me obsequiaba con una sonrisa. Al ir a quitar la maleta veo que un soporte está roto. El trip digital no es que tenía fundido el fusible, es que el plástico estaba mate de haberlo manchado con algo, o por la acción del sol. Unas llamadas telefónicas me informan que el número de referencia del Ölhins trasero no es para la Africa Twin, y que si no tiene regulador de ralentí es porque el motor es un RD07... había roto el original. ¿Sigo?


Total, que después de toda una noche sin dormir pensando en cómo conseguiría solucionar el entuerto, le llamé de buena mañana y le dije que preparara el dinero, que a la hora que el saliera de trabajar estaría en su casa con su moto. Primero intentó convencerme de que no sabía nada, que no me había intentado engañar, y acabó con el consabido "es una moto de veinte años ¿qué esperabas?" Esta vez no me dejó pasar a su casa, revisó la moto de arriba a abajo "por si le había cambiado algo", me hizo firmar un papel como que me había dejado ese día la moto y me responsabilizaba de lo que hubiera podido hacer con ella, me devolvió el dinero y el contrato de compra-venta, y no me llevó a la estación... veinte minutos andando bajo el calor veraniego. Pero yo, debajo del sudor, tenía el corazón tranquilo...


Al final hice lo que tenía que hacer. Le pedí prestada la BMW R 1150 RT a mi amigo Juan de Autoaldaia, así ya tenía moto, no tenía necesidad de vehículo, no tenía prisa. Abrí el abanico de posibilidades: BMW F 650, Aprilia Pegaso, Yamaha Tenere 660, Kawa KLE 500... y hablé -de nuevo- con mi amigo Ramón, de Motorama. Me lo dijo claro "te vi tan encabezonado con la Africa Twin que no quise insistir, pero hay otras opciones muy buenas: yo corrí en Raids con una Suzuki Big preparada e iba estupenda. Además conozco un tío que tiene una con apenas 25.000kms" Total, que quedamos, la vi, la probé... sí, necesitaba latiguillo y líquido, un neumático delantero, darle un repaso... pero me costaba todo casi la mitad de lo que medio pagué por la Africa de Alicante, por lo que además de tenerla totalmente a punto de ruedas, frenos, aceites y demás, encima guardé dinero para futuras averías... que no han llegado en estos tres años con ella.


¡Ah! Que sepáis que el día de antes de ir a hacer los papeles de la Big, fui a ver otra Africa Twin... escape artesanal, estética dudosa, motor RD07... y después de una hora de intentos no arrancó... Posiblemente la Reina del Desierto no era para mí...

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.