Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas y Esteve Vinolas, por su aportación.

24 marzo 2022

Novedades 2023. Honda Hawk 11: retorno a los sesenta con una café racer twin sencilla, elegante y humana

Honda ha convertido su actual Africa Twin 1100 en una 'multiplataforma' de la que sacar varios modelos, y bastante distintos entre sí. El propulsor se utiliza, rebajado a 64 kW/85 cv, en la Rebel 1100. Y el chasis, junto con el motor de 75 kW/101 cv, lo utilizan actualmente tanto la A.T. como la nueva NT 1100 de turismo. Pues bien, de ese conjunto motor-chasis va a salir una tercera variante, una café-racer elegante, sencilla, que promete unas prestaciones muy humanas y un precio atractivo. Todavía no hay datos oficiales por parte de la marca, pero sí podemos analizar las fotos que han distribuido: así es la Honda Hawk 11.



Chasis y motor: compartiendo lo bueno conocido
Una cosa que se ve claro es que tanto el motor como el chasis tienen una base compartida con las A.T. y NT 1100. El propulsor será, a falta de sorpresas, un bicilíndrico de 1.084 cc, simple árbol de levas en cabeza (sistema Unicam, acciona directamente las válvulas de admisión y con balancines las de escape), cuatro válvulas por cilindro y cigüeñal calado a 270º (como en los motores en V a 90º). Es un carrera larga, 92 x 81'5 mm, por lo que no es especialmente ávido de subir de vueltas, centrándose más en el medio régimen. Rinde 75 kW/101 cv a sólo 7.500 rpm, con un par motor de 105 Nm a 6.250 rpm. 

La electrónica se intuye más cercana a la sencilla de la NT que a la más compleja de la A.T.. Analizando fotos y vídeos, vemos que tendrá tres modos de conducción (Sport, Standard y Rain) y un cuarto User con el que el conductor podrá personalizar el modo de potencia (P), el control de tracción (T) y el freno motor (EB). El escape es dos-en-uno, con un gran silencioso final similar al de la NT 1100 pero más inclinado. Como se ve en algunas fotos, se ofrecerá uno mucho más logrado, con forma de megáfono y cromado, firmado por el especialista Moriwaki (visible en la versión gris plata/negro de las fotos, que también equipa un algo fuera de lugar protector tubular del cárter). Del cambio DCT no se ha filtrado su utilización, ni se observa en las fotos.


En cuanto a la parte ciclo, también es similar a lo que hemos visto, sobre todo, en la NT 1100. El chasis, un tubular de acero, tiene el mismo diseño en las tres, aunque en la Hawk 11 parece que tenga geometrías diferenciadas a la NT. La horquilla invertida Showa parece la misma SFF-BP de 43 mm sin reglajes externos, aunque con un recorrido menor. También similar pero con menos recorrido es lo que se aprecia atrás: mismo basculante, con un monoamortiguador accionado por bieletas y con regulación de precarga por pomo como mínimo. Las llantas son también las mismas de diez brazos que en la NT, ambas de 17" (120/70 y 180/55), y lo mismo los frenos: dos discos de 310 mmø, mordidos por pinzas Nissin de cuatro pistones y anclaje radial, delante; un 256 mmø mordido por pinza monopistón, atrás.



Lo que sí cambia y mucho: llega el estilo café-racer
Lo anterior es lo que se ve claro que va a compartir con las Africa Twin y NT 1100, sobre todo con la última. Pero a partir de ahí es como si un preparador hubiera cogido esta NT y la hubiera transformado en algo más sencillo, más deportivo, más clásico: una café-racer. De entrada preside esa bello semicarenado 'pecera' que inaugurara en las motos de calle la Ducati SS 750 de 1973, con un obligado faro redondo delante, parecido al visto en la CB 1000 R. Llama la atención la disposición de los retrovisores, que salen del interior del carenado hasta una posición por debajo de los semi-manillares.

Atrás vemos la parte más 'preparación', personalmente opino que menos trabajada: un colín casi desaparecido, como si a la NT le hubieran quitado las fibras y apenas hubieran añadido lo justo para que no se viera el subchasis, y rematado con un sencillo piloto led. El asiento es un dos plazas, aunque el pasajero parece que será poco bienvenido, refrendado por sus altas estriberas. El conjunto portamatrículas-intermitentes está proyectado fuera del colín.

En el puesto de conducción vemos unas piñas muy simples en los manillares y un elegante reloj LCD monocromo redondo, con el conjunto de chivatos obligatorios a la derecha. En el reloj se aprecia el velocímetro, cuenta-rpm, marcha insertada, temperatura ambiente, hora, combustible, ajuste de los parámetros electrónicos y un par de odómetros. Los colores presentados, por ahora, son azul oscuro metalizado, con detalles grises, y otra gris plata con depósito negro, sin pegatinas que distraigan de sus formas. 



Sencilla, humana, elegante
La Honda Hawk 11 se ve claro que no quiere competir directamente con motos café-racer más sofisticadas como la MV Agusta SuperVeloce 800 (151 cv) o la Triumph Speed Triple 1200 SS (180 cv). La Hawk se aprecia más sencilla en potencia, suspensiones, reloj, piñas o materiales empleados. También en la falta de posibilidad (por ahora, sin datos definitivos por parte de Honda) de 'lujos' como DCT, quickshifter, regulación de suspensiones, TFT navegable o materiales ligeros... y caros. Vamos, que seguro será no solo de uso sencillo y humano, para todos, también promete ser económica de compra y mantenimiento. Ahora falta que Honda nos confirme datos y equipamiento... y si llegará a Europa o sólo se quedará en Japón (donde se ha presentado) y algún otro mercado. Aquí seguro que triunfaría, así que ¡yo voto por ella!.














2 comentarios:

amigo dijo...

¿Esos retrovisores sirven para verse los guantes?
No sé, qué raro.

MiguelXR33 dijo...

A veces pueden sorprender y permiten una visión, digamos, decente. Pero también hacen que tengas que desviar mucho la mirada. A mí, para mí, no. Ahora, originales un rato... y a veces eso es lo que llama a las ventas.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: