Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

10 octubre 2019

¿Es realmente necesaria un gran R para divertirse? ¿Y porque no, con una humilde Kawa Ninja 250?


Los veteranos siempre sostenemos que no es necesaria una gran deportiva para pasarlo bomba. Sin embargo los jovencillos no nos creen....

Aún recuerdo con claridad, el repaso que nos dio una humilde Honda CG 125 en la legendaria carretera de Montanejos (provincia de Castellón). El tipo no iba bien equipado, su moto tiraba humo por el escape (malo, malo en una 4T), pero no pudimos con él, con el consiguiente bochorno por nuestra parte....
No soy un piloto extraordinario, pero tampoco me considero un tuercebotas. Pero aquello fue una demostración para mi, por primera vez, de que la humildad es íntima amiga de la eficacia.

Kawa Ninja 250. Pequeña, pero matona.
Esta "batallita" viene a cuento para confirmar lo que a su vez nos demuestra el protagonista de este vídeo con su Kawasaki Ninja 250 en, nada mas y nada menos, circuito de Laguna Seca.
Si observáis bien el vídeo, os daréis cuenta que mientras las R comienzan a frenar, el tipo dela Ninja 250 aún sigue con el gas a fondo. También es destacable, como abre gas mucho antes, y dentro de la curva.

Pero no se si os habréis dado cuenta que en el vuelta a vuelta, la distancia se mantiene con los otros pilotos. La deducción es clara: sus tiempos por vuelta, son similares.
Pese a lo que pueda parecer, cuando le arrasan en las rectas, el tiempo que gana en las frenadas, y en las curvas, le hace mantener las distancias. Aunque también he de reconocer que la Kawa está muy bien llevada.

Curiosamente se produce un efecto similar cuando un "eRRero", coge una Trail por primera vez, y es capaz de ir muy rápido sin darse cuenta de ello. He podido verlo en varias ocasiones, ante la incredulidad de su ocasional piloto.

Recuerdo cuando con mi bien recordada Suzuki Djebel, lleve con la lengua fuera, a un buen amigo, durante un buen rato, con su GSXR 750, bien armada. Yo no tenía la sensación de estar haciendo nada especial, ni pensaba que iba rápido, además la moto rateaba en altas, porque ya le tocaba un reglaje de válvulas, pero detrás de mi iba oyendo el ruido de las deslizaderas......   otra batallita.

En los tiempos que corren, de dura crisis, y dados los condicionante que tenemos con la DGT, cada vez es mas evidente, que no hace falta tener una gran R. Son realmente rápidas y fascinantes, pero sus exigentes motores y su peso, hacen necesaria una conducción exquisita y estresante para poder sacarles partido. Y por supuesto en distancias cortas, porque en las largas, acaban por agotarte.

Pero claro, tenemos que vencer la idea de que lo pequeño no es "Cool", o que una moto humilde es menos, que las de los demás.

No hay mayor placer en la vida de un motero, que batir a motos muy superiores con una máquina claramente inferior. La sensación de plenitud, es orgásmica.

Recordad esta fórmula: Poco Peso + Dulce Entrega De Potencia = Efectividad.
Os lo dice un veterano.
.

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.