Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

23 julio 2014

Cuando Stefan y Helmut Bradl (su padre), coincidieron en pista. Además.... ¿recuerdas aquella escalofriante última vuelta de Bradl y Cadalora en Misano?

Inmediatamente después de que se celebrara el Gran Premio de Holanda, Stefan Bradl volvió a su Alemania natal y asistió a un evento organizado por sus patrocinadores, en la pista de Sachsenring que mas tarde seria escenario del GP de Alemania.

El piloto del LCR Honda, volvía de una normalito, por no decir mediocre, décimo lugar en la carrera de Assen. Con tal de animar al piloto, sus sponsors le prepararon una sorpresa como promoción del GP de su casa. Su padre Helmut, un buen piloto de las décadas de los 80 y 90, se vistió de "romano" para posar en fotos y hacer una acto promocional volviendo a pilotar su inseparable Honda 250, que le proporcionó un subcampeonato en dura lucha con Luca Cadalora, en el año 1991.

El joven Bradl era, obviamente, la estrella del evento, donde firmó autógrafos, se presentó en la pista con su padre y la CBR1000RR Fireblade edición limitada dedicada a él (para la venta sólo en Alemania) y también fue arrestado en broma por la policía por acceder la velocidad de acceso al Pit.
Lo más destacado del día para el joven Bradl, sin embargo, fue la oportunidad de pilotar la Honda 250 cc 2 tiempos GP con la actualmente prohibida publicidad tabaquera amarilla de HB, que fue de su padre en la temporada 1991. Una experiencia que el alemán nunca había probado antes.

Lo curioso del caso, es que Stefan jamas había pilotado una 250 de dos tiempos, lo que da a entender lo deprisa que pasa el tiempo y la meteórica carrera de estos pilotos jóvenes, que hacen que unas motos desaparecidas hace tan solo ¡¡¡tres años!!!
Aún mas curioso es que esta "sorpresa" para Stefan venga a cuento para animarle ante sus pobres resultados..... con tan solo 25 años, ya se está considerando que el piloto sea una estrella capaz de desbancar a los primeros, cuando lo cierto es que Márquez solo hay uno cada muchiiiiiisimo tiempo.

Os dejo la última vuelta de GP de Italia en Misano, con la increíble llegada que protagonizaron Helmut Bradl (el padre de Stefan) y Luca Cadalora. Había un mundial en juego.....

1 comentario:

MiguelXR33 dijo...

¡¡¡Que bellas y lógicas eran aquellas dos tiempos bicilíndricas de 250cc!!! Una pena que lo cambiaran por las lentas y pesadas Moto2... :-(

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.