20 noviembre 2012

Ipothesys Aria V-12. La Grisso que Moto Guzzi no quiso producir...




Estaba dando una vuelta por la página de los chicos de Moto por Moto cuando esta belleza italiana me llamó la atención: la Ipothesys Aria V-12.



La Aria se basa directamente en la Moto Guzzi Griso V-12 (no, malpensados, la marca de Manarello no tiene un motor de doce cilindros... lo llaman así porque es su clásico motor V-2 de 1200cc). Con ella como base, Alessandro Loviselli ha dado rienda suelta a su idea de cómo debería ser una Moto-Guzzi deportiva -que no RR- en la actualidad. Pero no es simplemente una preparación, sino que con la marca Ipothesys pretenden vender la Aria, tanto en kit de preparación si tienes una Griso, como la moto completa lista para usar.




La moto comenzó como una simple idea, un boceto de lo que Alessandro pensaba. Y decidió llevarlo a cabo. Se puso en contacto con Filippo Barbacane (de Oficine Rossopuro, aquí en Voromv os hemos mostrado algunas de sus obras, como las Moto Guzzi Black Jack o Motard One, y la Buell Big Red) para que fuera su realizador y socio. La preparación fundamental se basa en un depósito de aluminio, araña delantera, subchasis trasero completo, fibras completas, semimanillares y estriberas retrasadas... una gozada estética. Lo mejor de todo es que pretenden que sea todo modular, por lo que será posible volver a la Griso original sin problemas.




Pero esto no es todo... luego vienen las piezas de preparación. De entrada puedes tener todo un conjunto completo Brembo con discos Groove de 320mmø mordidos por pinzas de anclaje radial y bomba radial con maneta en ergal. Horquilla delantera Marzocchi Rac USD 50 y amortiguador trasero Bitubo XXF 11. Llantas OZ Cattiva en magnesio forjado. Escape Mass Moto en acero inoxidable con especificaciones Ipothesys. Tirante de reacción del cardan Rossopuro. Guardabarros delantero y trasero de carbono...  



La moto se ha presentado en el Salón de Milán para aceptar los primeros pedidos. Esperemos que la empresa llegue a buen puerto y vendan lo suficiente para considerarlo rentable... porque ya dicen que tienen otro diseño en proyecto...


             
Por cierto, no os perdáis el vídeo. No sólo tiene la música de Red Hot Chilli Peppers (buenísimos) sino la deliciosa sonoridad de una musculosa V-2 con escapes abiertos... ahhhh....



P.D. Lo siento Voro, otra vez que te doy en la fibra sensible... otra italiana semicarenatta. Es que no sé si lo sabréis, pero para mí Voro (Salvador en valenciano) es Salvatore... tuvo una Ducati Paso y, antes, una auténtica Moto Guzzi Le Mans 850... grande grande...






Todos mis envíos largos aquí:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Voro dijo...

Realmente preciosa. Es increible como pueden llegar a cambiar una moto, la pintura y algún detalle...

Que nueva vida mas sana y esta llevando de la mano de Piaggio, Moto Guzzi. Una marca seria y veterana, que no ha renegado de su historia.

Mi alma Guzzista, sigue viva...

¡¡¡ Rrrrruuummm ba ba !!!

Jaime Barrigá dijo...

Preciosa la moto. Pero la Griso siempre la esperaba, je, je.
Me he fijado en 3 cosas: no me gusta la solución del soporte de matrícula. Lástima que tenga que llevarla. ¿Y los espejos? Y por último, el sonido es mucho de admisión, al menos cuando va despacio y es que el filtro de aire no va silenciado aunque queda muy bonito. Supongo que sería un modelo de salón al que todavía hay que rematar algo.
Pero me gusta.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.