30 agosto 2017

¿Merece la pena invertir dinero en una moto veterana?

Seguramente, es una duda que a muchos de nosotros nos habrá asaltado en alguna ocasión,a lo largo de nuestra vida motera. A veces merecerá la pena, y a veces no. Hoy os cuento mi caso y mi resolución, por si sirve de ayuda a alguien.

Llegado el momento de tomar la decisión de "jubilar" definitivamente nuestra moto, puede ser una buena oportunidad de venderla, a alguien que tenga pocos recursos económicos, y que valore la posibilidad de ponerla al día poco a poco, o que simplemente, pueda convivir con los achaques de edad de esa moto.
Ojo, que en ningún momento hablo de "endosarla" a algún incauto, ya que en primer lugar no es correcto ni ético, y segundo, puede meternos en mas problemas legales de los que imaginamos. Así que seamos buenas personas y no le hagamos a nadie lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros.

Y por supuesto, también tenemos la oportunidad de rejuvenecer a la compañera de tantos años, para tener una máquina que seguro que será admirada por los verdaderos entendidos de este mundillo.

Este es una situación en la que me encuentro actualmente. ¿Que decisión he tomado? En el vídeo lo explico.....

¿Y vosotros, que opináis?




5 comentarios:

MiguelXR33 dijo...

Interesante disertación.

Yo creo que cuando tenemos moto y de pronto pasa por nuestra cabeza si cambiarla o ponerla al día, debemos hacernos una serie de preguntas:

¿Estoy contento con el concepto de moto que tengo?
Punto número uno y creo que el más importante. Debemos tener claro si queremos cambiar de moto "a lo mismo", "a algo mejor" o "a algo distinto". Si lo que queremos es cambiar de categoría (no sé... de custom a trail, de scooter a clásica, de deportiva a turismo, de carretera a campo... ) o de prestaciones (normalmente buscando más potencia para poder ir más deprisa o con más "poder al puño"), mi consejo siempre es: vende tu moto y busca lo que ahora necesitas o anhelas. Si tu concepto de moto sí te gusta, pasamos a otra pregunta.

¿Puedo permitirme el comprar una moto nueva?
Si puedes, pues no hay duda: normalmente la "marca nuevo" es la mejor. El único problema que puedes tener es que el concepto que a ti te gusta y apaña no se fabrique (por ejemplo, una moto de turismo de media cilindrada, categoría huérfana desde que dejó de venderse la Honda Deauville 700, o una trail campera carenada de unos 60-70cv), o que la fabrique una marca que no te inspire confianza, o no tengas concesionario cerca de donde vives. Pero si todo eso no es problema, siempre nuevo. Ahora, si no puedes... sigamos con las preguntas.

¿Conozco mi moto?
Es muy distinto que la moto que posees la compraras tú nueva, que de segunda mano. O la cantidad de kms. que le has hecho tú a la de segunda mano o su/s propietario/s anteriores. Si conoces bien tu moto, sabes seguro que no ha tenido un problema mecánico grave o un golpe serio, que se ha cuidado con mimo, si conoces bien su historia y sabes que es fiable hasta lo que uno puede esperar ¿para qué venderla y cambiarla por otra -de segunda mano, recuerda- que sí que no sabes qué vida ha tenido? Cambiar una moto por otra igual por, no sé, pensar que la tuya tiene muchos kms y te irá mejor el mismo modelo o concepto pero con menos distancia recorrida, siempre me hace llegar a las mismas dudas: ¿esa moto se ha cuidado como yo cuido la mía? ¿tuvo sus revisiones cuando tocaba, se calentó de forma correcta siempre, no se sometió a maltrato? ¿realmente tiene los kms. que dice el propietario?. Yo, personalmente, excepto que la moto fuera de un familiar, amigo directo o vecino "puerta con puerta" y conociera la moto a la perfección, no me arriesgaría. Para tener lo mismo, prefiero lo malo conocido.

(sigo en otro envío que me está quedando muy largo )

MiguelXR33 dijo...

Vale, me quedo con la que tengo... ¿y ahora qué?
Pues puedes hacer dos cosas... bueno tres:
-Una, la menos aconsejable, es no invertir ni un euro en ella. Que siga como está "hasta que reviente"... o dejes de sentir que te llena.
-Otra es invertir en ella lo justo "para dejarla de serie". Vamos, una puesta a punto de nivel: filtros, líquidos, cadenas, pastillas, discos, rodamientos, neumáticos... lo que consideres o sepas que necesita. También pintura y/o adhesivos, funda de asiento (y su relleno, a veces más importante), algunas tonterías como tornillos oxidados, alguna grieta... Lo que se busca es dejar la moto lo más cercana a como era en origen, sin más. Vamos, la típica moto que cuando llegas a la ITV en vez de mirarte mal te aplaude el ingeniero.
-Y por último tienes la preparación. La inversión gorda. Después de haber hecho lo segundo, ahora te planteas gastar todavía más en ella. Desde defensas, maletas, puños calefactables, pantallas, asientos especiales, a suspensiones distintas, frenos mejores, motor potenciado, llantas o aligeramiento general. Ahí ya lo dejo a tu gusto, porque con el punto dos te puedes gastar lo que vale la moto de segunda mano... pero con este tercer punto puedes quintuplicar ese precio sin problemas. Dependerá para qué quieras seguir usando tu moto. Si quieres simplemente mejorarla un poco ¿por qué no darte el gusto? Pero si lo que realmente quieres es que sea lo que realmente no es, que se comporte como una moto actual o de una categoría distinta... ahí dudo. Sí, yo transformé mi Suzuki DR 750 Big en la Garbí 750, pero he de reconocer que fue más gustoso el imaginar, diseñar, buscar y preparar que el resultado final. Cada moto es lo que es, se diseñó para cubrir unos objetivos, y sacarla de ahí puede ser gozoso sobre todo si vamos al tema estético (tienes "tu moto", no "una más"), pero normalmente gastamos un dinero que, bien invertido, puede llevarnos a una moto nueva. Piensa bien cómo gastar tu dinero, porque luego no hay vuelta atrás, las motos "preparadas" se venden muy mal (tiene que ser alguien con tus mismos gustos... y eso no es fácil de encontrar) y la mayoría de las veces no recuperas nada del dinero invertido.


Bueno, aquí mi opinión. Ya sabéis, tan buena o mala como la de cualquiera.
Miguel

P.D. Salvatore, pon tu magnífica Fazer (el mejor modelo sin duda) a punto, bien a punto, y olvidate de suspensiones de R6 y demás zarandajas... que nos conocemos. ;-D

Voro dijo...

Sabes que tus consejos los tengo muy en cuenta. Por ahora esa es la idea, ponerla al día.

Y gracias por la respuesta tan bien argumentada. 👍

Carlos Notario dijo...

Hola a todos.
El problema de motos de esta edad es que están catalogadas como "viejas" y no "antiguas", gran diferencia.Por tanto toca aguantarla si quieres que su valor crezca.
Una vez has decidido quedartela ahí van mis sugerencias:
1) Puesta a punto de motor con sustitución de elementos de desgaste.
2) Mejora de la frenada con sustitución de pastillas y latiguillos de trenzado metálico y en el peor de los casos sustitución de discos ( Transmisión GP, Tres Forques)
3) Mejora de las suspensiones por unas calibradas al peso del piloto y el uso de la moto (Hagon Ibérica, en Buñol creo recordar)
4) Mejora de la carburación con un kit Dynojet (Dream Machine en Chiva)
5) Renovación del sillín al gusto (Llop en calle Sueca)
6) Cambio de color de pintura por uno más actualizado
Por supuesto todo supeditado a prioridades y presupuesto disponible.
Tan solo es una opinión personal pero que da una nueva vida a la moto y que la harán envejecer con garantía de ser utilizada unos años más hasta convertirse en "antigua" y valorar entonces si venderla o seguir con ella hasta los restos
Un abrazo

Voro dijo...

Pues muchas gracias, Carlos. Esto que has puesto me va a ser de mucha ayuda.
Precisamente estaba buscando algunos lugares para hacer algunas compras de este tipo, especialmente en Transmisión GP.
Muy amable. Ya te diré como queda la cosa..

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.