21 julio 2012

OPERACIÓN VERANO. 12 centímetros cúbicos... en un motor V-12 ¡¡¡pura orfebrería gallega!!!

Llega el verano profundo... y otro año más vuelvo a estar lejos de mi ordenador (cosas de no tener portátil). Así que repito mi Operación Verano, recordando algunos de mis envíos de estos dos años ¡Disfrutar del calorcito y mucha moto!

12 centímetros cúbicos... en un motor V-12 ¡¡¡pura orfebrería gallega!!!

Esto va dedicado a una persona que posiblemente no entienda de motores, pero os puedo asegurar que sabe lo que es trabajar con destornilladores de precisión y piezas pequeñas...

Hay cosas... que la verdad, son una maravilla. Todos habéis visto las impresionantes obras que han realizado simples aficionados en sus ratos libres: complejos barcos de vela metidos en una botella, escribir un libro en un grano de arroz, crear un diminuto reloj de bolsillo...

Bueno, esto es un blog de motos y deberíamos hablar de ellas, pero me vais a permitir, por favor, una licencia. Esto es sólo un motor. Pero qué motor... un V-12 de sólo ¡¡¡12!!! centímetros cúbicos. Funciona con aire comprimido (por eso no lleva carburador, ni encendido). Están absolutamente todas sus 261 piezas -acero, aluminio y bronce- hechas a mano que han necesitado, a parte de un conocimiento perfecto y una buena maquinaria, 1220 horas de trabajo. Lleva nada menos que 222 tornillos.
Y encima está hecho en Galicia por Patelo... impresionante. Para que luego digan que en este país no sabemos hacer nada.

Os dejo el vídeo... vale la pena cada minuto...



Algunos comentan en la página de youtube que si no lleva bujías, que si no debería funcionar... bueno, tened en cuenta que efectívamente NO FUNCIONA. Me explico: no, no lleva bujías, y no lleva ninguna entrada de combustible. Con lo cual, no lo puedes arrancar y producir potencia.
Pero ese no era el objetivo.
Tal como dice Voro "es un compresor de aire al revés". Esto es, lo que Patelo creo que quiere demostrar es que todo funciona correctamente, que no se atasca nada, que las válvulas se abren y cierran... y para ello lo que hace es inyectarle aire a presión. Así que cuando se abre la válvula de admisión (por cierto, cada vuelta... vamos, que es una especie de "dos tiempos") entra el aire a presión que es lo que hace que baje el pistón con fuerza. Luego en la fase de subida simplemente se abre la de escape... y por el tubo sale ese aire. Por eso no hay ruido (de explosión) ni contaminación (del combustible). Demuestra que funciona todo... y que lo hace muy muy bien. 

¡Ah! ... y sí produce potencia... cuanta más presión de aire, más potencia... pues eso, un compresor al revés.

Una maravilla... 

Siempre 88

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡SIEMPRE!!

Anónimo dijo...

Nada de nada

Anónimo dijo...

132

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.